AGIRIAK
DOCUMENTOS

18/06/2012
RAMÓN BAJO, EJEMPLO DEL “NUEVO ESTILO” EN EL CASCO HISTÓRICO

Artículo de Iñaki Prusilla - Publicado en el DNA el 18.06.2012

 

RAMÓN BAJO, EJEMPLO DEL “NUEVO ESTILO” EN EL CASCO HISTÓRICO

 

Es curioso lo que está pasando en Vitoria-Gasteiz a raíz de la disolución de la Agencia para la Revitalización Integral del Casco Histórico. Desde el equipo de gobierno municipal, es decir, desde el PP, se ha defendido que esta medida supone una mayor transparencia y una mejor gestión y ahorro. Sin embargo, de todo eso, nada de nada. De hecho, se está recurriendo al presupuesto de otras áreas municipales para financiar acciones en el Casco Histórico. Liquidan la ARICH con la excusa de ahorrar pero, si efectivamente se ahorra, ¿qué sentido tiene esquilmar fondos de las arcas municipales previstos para otros fines? ¿Qué ha hecho el PP con el dinero que se destinaba a la ARICH si ahora resulta que tienen que suprimir otros conceptos presupuestarios? 

Desmontado el falso argumento del ahorro, vamos con los otros dos: los de mayor transparencia y mejor gestión, porque hay un ejemplo que demuestra a las claras en qué queda todo. Me refiero al caso de Ramón Bajo Ikastetxea, en el Casco Histórico.

Tras una moción de Bildu que contó con aportaciones de EAJ-PNV, se acordó estudiar antes del 15 de abril todas las posibilidades que estaban sobre la mesa para encontrar una solución integral al edificio de Ramón Bajo. Transcurrido el plazo para realizar el análisis técnico y político del asunto, el PP, de manera unilateral, presentó sus intenciones exclusivamente a los medios de comunicación, tal y como le gusta.  Y su plan para Ramón Bajo no resultaba ser otra cosa que varias actuaciones en el edificio, o lo que es lo mismo, una serie de parches que solucionaban algunas cuestiones pero no el problema integral.

Con la disolución de la Agencia de Revitalización Integral el PP ya no tenía obligación de llevar esta propuesta a su consejo de administración, en el que estábamos presentes todos los grupos políticos. Por lo tanto, ese argumento de “mayor transparencia” comenzaba pronto a tambalearse y se echaba por tierra la posibilidad de una solución integral en el propio edificio, o la posibilidad de un edificio anexo al palacio de Eskoriatza-Eskibel, o la ampliación de las actuales instalaciones sumando el edificio del futuro semillero de empresas. Todo ello sin contar con los grupos políticos ni, lo más importante, con la comunidad educativa, incluidas madres y padres.

El Partido Popular no ha tratado con nada de cariño este asunto. Estamos hablando de un proyecto educativo muy interesante en el Casco Histórico, con todo lo que ello conlleva. Un proyecto que entendemos que hay que apoyar por la fuerza que tiene como actuación integrada e integradora en materia de educación, entre otras cosas.

Desde hace años se nos había dicho que el Ayuntamiento, por sí solo, no podía hacer frente a una reforma integral de Ramón Bajo, necesitando la participación imprescindible del Departamento de Educación del Gobierno Vasco. Habiendo existido un pacto PP-PSOE en el Parlamento Vasco y siendo el señor Maroto el que más ha presumido de las bonanzas de ese pacto para Vitoria-Gasteiz, sorprende que esta cuestión haya sido olvidada para poder acometer unas obras como Dios manda.

Es cierto que en el devenir de la ARICH se han podido cometer errores, el que hace algo nunca está a salvo de cometerlos. El principal ha sido no haber conseguido una mayor conexión con las demandas de las vecinas y vecinos del barrio, aunque se hayan realizado actuaciones dirigidas a mejorar su calidad de vida. Ahora bien, lo que se está demostrando es que la disolución de la misma no está solucionando errores ni facilitando nada. Por ejemplo, las ayudas al comercio están paralizadas.

Tampoco se entiende qué ha conseguido Bildu para el Casco Histórico con la disolución de la ARICH. Que la desaparición de esta sociedad municipal era su objetivo está claro, pero ¿qué mejoras ha supuesto? A priori, ninguna y, como decía arriba, el caso de Ramón Bajo es un ejemplo. Suponía que en el contenido del pacto entre el PP y Bildu para la disolución de la ARICH podría haber algún objetivo programático más como, por ejemplo, una acción integral para Ramón Bajo que podría lograr incluso más apoyos en el ámbito del Consistorio, sin perder de vista todas las posibilidades que había encima de la mesa, entre ellas la de Eskoriatza-Eskibel.

Sin embargo, la tozuda realidad nos demuestra que no es posible todo esto, sobre todo una vez que el propio alcalde, el señor Maroto, ha confirmado que las obras que se van a hacer son las que ellos han anunciado y que se iniciarán este mismo verano, a la vez que anuncia que va a presentar un proyecto de reforma integral del actual edificio. ¿Se entiende algo en este baile de anuncios y esperanzas frustradas?

Por todo esto, el colegio Ramón Bajo se ha convertido, sin comerlo ni beberlo, en punta de lanza de una nueva política para las cosas del Casco basada en la escasa transparencia, el cuestionable ahorro y la deficiente gestión. Por eso, hoy más que nunca, la pregunta es ¿qué ha ganado el Casco Histórico con el pacto entre el PP y Bildu para la disolución de la ARICH?

GasteizNet


AGENDA

  • 16/06/2021 11:30

    Rueda de prensa - Prentsaurrekoa

    Ana Oregi

Ver toda la agenda


EAJ-PNV
Grupo Municipal de Vitoria-Gasteiz
Gasteizko Udal Taldea

Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Plaza Nueva, 1. 01001 Vitoria Gasteiz
Tlfno. 945 161 313 Fax 945 161 350

konfidentzialtasun KLAUSULA